Bullyng , ¿que hacer de manera legal?

ACOSO ESCOLAR O BULLYING


Por lo que respecta al acoso escolar o bullying, éste se produce cuando existen tratos degradantes entre menores de edad que se producen en un lugar concreto, la Escuela. No nos referimos en este supuesto a aquellos casos de acoso entre profesores o entre éstos y los alumnos.


En nuestro Ordenamiento Jurídico no hay un marco legal específico para el acoso escolar. Sí que encontramos de forma implícita referencia al acoso en el artículo 173.1 del Código Penal vigente. Según la Instrucción 10/2005 de la Fiscalía General del Estado, la tipificación del acoso escolar podrá calificarse conforme al artículo 173 del CP. Pero, además, al tratarse de un fenómeno que se produce entre menores inimputables nos encontramos con que la cobertura legal se va a encontrar de forma general en diversas fuentes. Así, las disposiciones básicas en las que se aborda este problema son la Convención de Derechos del Niño, de 1990, art. 28.2; Constitución Española de 1978, artículos 27 y 15; la legislación educativa (LOGSE) y la Ley Orgánica Reguladora de la Responsabilidad Penal del Menor (LORPM).


En atención al tratamiento legal de esta figura podemos definir el acoso escolar como un acto degradante, ya sea físico o psíquico; que puede ser grupal o individual; que se puede dar de forma continuada y repetida en el tiempo, y que, además, ataca la dignidad humana de la persona produciendo un menoscabo de la misma.

Leer:   Jurado, Asumpta Serna

Según la edad escolar podemos distinguir tres posibilidades:


- Mayores de edad: que son de escasa relevancia, ya que para éstos les es de aplicación el artículo 173.1 del CP, por lo que están sometidas a la jurisdicción penal, para lo cual deberán acudir a los juzgados penales para dirimir el delito o falta en que hayan podido incurrir.


- Menores de 14 años: En este apartado quedan comprendido los menores de entre 6 a los 14. Es en esta franja de edad en la que se producen más acosos. En estos supuestos existe una presunción de inimputabilidad del acosador, al que no se le puede atribuir ninguna responsabilidad. En estos casos es el Centro Escolar el que debe de adoptar las medidas necesarias para la protección mediante un protocolo de actuación, y, asimismo, deberá ponerlo en conocimiento a los padres o representantes legales de las partes para poder solucionar el problema y conseguir la protección del menor.


- Menores de entre los 14 a los 18 años: En este intervalo de edades al acosador goza de la presunción de imputabilidad, sujetándose en este caso a una responsabilidad penal específica recogida en la Ley del Menor.

Leer:   WHASTAPP LEGAL ??

Hay que entender la intervención de la jurisdicción de menores, en aquellos supuestos de acoso que se produzcan en un contexto escolar, como una vía que debe de darse de forma subsidiaria. Ello debido a que de la respuesta normal ante estas situaciones debe de ir dirigida a la prevención del acoso, y además aquella que procure disciplina escolar.


Las sanciones básicas que recoge la Ley del Menor son la libertad vigilada, las prestaciones en beneficio a la comunidad, la realización de tareas socio-educativas y las permanencias de fin de semana. La primera medida puede y debe combinarse con cualquiera de las demás que pueden consistir en ayudar a sus compañeros en tareas escolares o a los recién llegados que puedan ser objeto de acoso, o asistir a talleres ocupacionales, participar en cursos de aprendizaje para adquirir competencias sociales, etc. (éstas por ser suplementos a su formación ordinaria, sólo podrán realizarse en días no lectivos).


Por lo que respecta a la responsabilidad, se va a aplicar de forma supletoria lo establecido en el artículo 1903.5 CC y los artículos 120.3 y 121 del CP, que establece que la responsabilidad civil subsidiaria recae en el titular del Centro o Establecimiento docente. Entendido en el caso de un centro público el responsable es la Consejería de Educación (la persona física que la representa) y en el supuesto de un centro privado o concertado la responsabilidad recae en el titular pertinente, sea persona física o jurídica. Existe jurisprudencia que llega a equiparar al Centro docente a un guardador de hecho.

Leer:   ¿El vuelo y el subsuelo son elementos comunes o privativos?

¿Qué hacer ante la existencia de indicios de acoso escolar? Es necesario comunicar dicha situación al centro escolar. El Centro Escolar, el profesorado y los padres son los primeros responsables en poner solución al problema. ¿Cómo? Mediante reuniones entre sí, con el acosador, imponiendo sanciones, etc. Si después de haber intentado la solución del acoso a través de esta vía sigue sin haber solución, entonces habrá que dirigir denuncia penal. Finalmente, hay que tener en cuenta que las acciones prescribirán al año de cesar el proceso de acoso.


 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Subir

Consultasderecho.com. Utiliza cookies para asegurar la mejor experiencia en la página web y garantizar un rendimiento impecable. Más información