Cómo podemos ayudar a Nuestros Hijos a superar el Duelo del Divorcio

CÓMO PODEMOS AYUDAR A NUESTROS HIJOS
A SUPERAR EL DUELO DEL DIVORCIO

Los sentimientos que acompañan a la pérdida, sacuden como si de viento gélido del norte se tratase. Sin duda, en estos momentos, habremos de ganar tiempo antes de poder desprender de este frío penetrante, y la cercanía de personas queridas, actuará como una lumbre reconfortante y los ratos transcurridos en su compañía nos serán, sin duda, impagables.


Los amigos que nos presten su apoyo puede que se sientan desconcertados, pues no entenderán si la persona está en proceso de duelo, necesita de su compañía o prefiere la soledad, ya que muchas veces dudan y les cuesta decidir entre quedarse a su lado, o dejarlas a solas.


El afrontamiento de los procedimientos dolorosos, precisa de nuestra ayuda, a tal efecto, se incluyen algunas ideas al respecto:


• Debemos hacerles sentir a los niños que estamos a su lado, muchas veces la mejor compañía es el silencio. No es necesario darles opciones ni hacer demasiadas divagaciones.

Leer:   MEDIACIÓN FAMILIAR EN LA MODIFICACIÓN DE LAS PENSIONES DE ALIMENTOS

• Reforar los gestos que transmitan tranquilidad y calide.


• Facilitar la expresión de los sentimientos, lo cual podemos hacerlo de diversas maneras, pidiéndole al niño que nos cuente su versión del proceso de separación y lo que siente, ya que muchas veces necesitan repetir una y otra ve los mismos hechos, pero esta repetición es útil para asimilar la nueva situación.


• Apoyar y validar la expresión no verbal de sus sentimientos.


• Tranquiliarlo cuando sea necesario, asegurándole de que se trata de un proceso normal y que lo que siente es normal en este tipo de situación y diciéndole que debe expresar sus emociones, incluso cuando sientan alegría o alivio.


• Aceptar y respetar todas las emociones que afloren. Es importante no forar la calma, cuando se encuentren en plena rebelión; tampoco forar el ánimo cuando se encuentren en plena depresión.


• Se desaconsejan los cambios radicales cuando el Divorcio es aún reciente. Es recomendable no tomar decisiones de mucha transcendencia, como por ejemplo: vender el piso, cambiar de trabajo o adoptar niños, ya que el Divorcio, en sí mismo, es un cambio radical en la vida del mismo.

Leer:   EL MALTRATO Y LOS NIÑOS

• Mantener actitudes que faciliten la aceptación de la pérdida, ya sea no alimentando fantasías de reconciliación o bien ayudándole a vivir sin ella o él, o bien ofreciéndole apoyo en algunas tareas durante el periodo de adaptación, o bien inventando algún ritual que le ayude a despedirse de la pareja y de su vida anterior.


• Ser pacientes, respetando los tiempos, y sin tratar de imponer nuestro ritmo. El niño requiere tiempo para ir asimilando la pérdida hasta abandonar su actitud anterior de negación o rechao.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Subir
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para mostrarte publicidad relacionada con sus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Configurar y más información
Privacidad