¿COMO SABER SI USTED VÍCTIMA DE UNA NEGLIGENCIA?

La comprensión del concepto, sobre si usted ha sido víctima de una Negligencia Médica, requiere una rápida evaluación de todas las circunstancias de su situación específica.

Usted nunca debe confiar en estos casos, en su propio juicio, pues si tiene sospecha de que ha sido objeto de algún tipo de error humano, debe contactar siempre con un abogado experimentado para confirmar o no, si usted ha sido realmente una víctima de esta situación.

Un caso de Negligencia Médica, requiere que usted y su caso, cumplan con una serie de criterios legalmente establecidos.

Su determinación, puede hacerse preguntándose por los siguientes interrogantes.

¿Se lesionó usted en el tratamiento o en cuidado de los profesionales de la medicina? Es evidente que algún tipo de daño debe haber ocurrido, este es un requisito esencial. Los daños pueden ser físicos o emocionales.

Los daños pueden incluir cualquiera de las siguientes situaciones:

- Desfiguración.

- Discapacidad.

- Pérdida de su capacidad laboral.

Leer:   ¿PODRÍA MI DIABETES DERIVAR EN UNA INVALIDEZ LABORAL?

- Dolor

- En los casos más graves, incapacidad permanente.

¿Fueron los errores cometidos por un profesional médico durante el tratamiento? La principal pregunta que tiene que hacerse en este punto, es si los daños eran evitables, ya que se supone que los profesionales médicos deben hacer su trabajo correctamente y sin error, para que de esta forma no se produzca ningún tipo de daño.

Cuando los proveedores sanitarios, se desvían de las normas comúnmente aceptada por la comunidad científica y se produce un daño, podemos encontrarnos ante un caso de negligencia.

¿Los errores se han causado durante el tratamiento de su lesión? Si los daños personales, fuesen producidos existiendo un estándar de atención médica acertada y adecuada, ordinariamente, no puede considerarse que exista negligencia.

El problema existe, cuando se comete un error o se producen desviaciones de la norma comúnmente aceptada de atención médica, durante un tratamiento.

Siempre debe existir un daño, puesto que si este no existe, no hay Negligencia Médica.

Leer:   NEUMOCONIOSIS Y ENFERMEDADES PULMONARES CONEXAS

¿Su lesión o secuelas son graves? La cuantificación de los daños, es un elemento esencial en la valoración de su asunto

Para concluir, debemos afirmar que siempre debe existir un perjuicio, puesto que sin la existencia de este, no hay Negligencia Médica.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Subir

Consultasderecho.com. Utiliza cookies para asegurar la mejor experiencia en la página web y garantizar un rendimiento impecable. Más información