Cómo se fija la Pensión de Alimentos a favor de los Hijos

CÓMO SE FIJA LA PENSIÓN DE ALIMENTOS
A FAVOR DE LOS HIJOS

La Normativa reguladora de la Pensión de Alimentos, viene establecida en el Derecho Español, en nuestro Código Civil, determinándose, de una forma un poco abstracta y ambigua, puesto que los Jueces poseen una amplia capacidad para determinar y fijar la cuantía de dichas pensiones a favor de los hijos.


No existen baremos reguladores de estas prestaciones alimenticias, fijadas en el Ordenamiento Jurídico Español.


No obstante, existen ciertos criterios orientativos, más o menos extendidos, pero que en ningún caso, pueden llegar a entenderse como norma taxativa, ya que la fijación de estas pensiones, variará sustancialmente de un Jugado a otro, dentro de la misma ciudad, y dependerá del momento, del Jue, y de la propia coyuntura del Proceso y de las circunstancias socio-familiares concretas.


Por tanto, los Jueces, goan de un alto grado de flexibilidad para poder fijar las cuantías de las Pensiones Alimenticias a favor de los menores, y al no existir baremo legal, será la propia autoridad judicial, la que después de estudiar las circunstancias particulares de cada caso, determinará cuáles son los importes determinados y específicos a pagar, fundamentándose en los ingresos de la persona que está obligada a abonarlos y en las necesidades del beneficiario.

Leer:   REFLEXIONEMOS SOBRE LA CUSTODIA DE LOS HIJOS

Una ve fijado esto, lo que sí se puede determinar aproximativamente, es en base a qué criterios se establecen estas Pensiones:


a. Los Ingresos: generalmente, será el padre con mayores ingresos o que obtiene una mayor cantidad de rendimientos, quien normalmente deberá hacer frente al importe de las pensiones alimenticias.


b. El nivel de vida estándar disfrutado por la familia previamente al Divorcio será tomado en consideración por el Jue como punto de partida.


Por ello, se tratará en todo momento, de que el niño logre preservar aquellos estándares que tenía antes del momento de la ruptura del Matrimonio de sus padres.


Salvo en los casos de Custodia Compartida, esto, normalmente, es abonado por el cónyuge no custodio.


c. El desempleo, los problemas de salud o la insolvencia: puede darse esta situación cuando uno de los progenitores, por ejemplo el padre, pierde su trabajo aun teniendo intacta su capacidad de ganancia.


Así puede darse el caso en que el padre sin la custodia, haya sido despedido y pase a formar parte de las listas del INEM, sufra problemas de salud o se halle en una situación de absoluta ruina e insolvencia.

Leer:   LOS EFECTOS DE LA VIOLENCIA DOMÉSTICA SOBRE LOS NIÑOS.

Para estos supuestos siempre estarán las prestaciones de desempleo, pero puede darse el caso que se hayan agotado todas las prestaciones contributivas y no contributivas.


En estos casos el Jue, podría considerar la posibilidad de suspender el pago de la Pensión de Alimentos de forma temporal, hasta que tuviese lugar un cambio en sus circunstancias, o hasta que tuviera posibilidad de pago.


Es decir, no desaparecería su obligación de pago, pero sí quedaría congelada hasta un momento posterior cuando obtuviese ingresos, bien por un nuevo empleo, bien por nuevas prestaciones asistenciales.


Una ve que se encontrase en esta situación, el progenitor quedaría nuevamente obligado a reembolsar, al otro cónyuge, todos los atrasos en que incurrió durante esos meses en que esos pagos fueron suspendidos debido a su situación de insolvencia temporal.


d. Situaciones de Custodia Compartida: se trata de casos en que los hijos, residen durante ciertas épocas o momentos del año con uno de sus padres, para hacerlo en otras épocas con el otro progenitor.

Leer:   REQUISITOS DE DIVORCIO INTERNACIONAL EN ESPAÑA

Esta distribución del tiempo no tiene por qué ser 6 meses con uno y 6 con otro, ya que puede haber tantos casos como familias.


La imaginación puede distribuir los periodos de estancia. Otros supuestos se darían cuando con uno de los padres pasa un 70% del tiempo con los hijos y el otro, el 30% restante por lo que uno deberá sufragar una cuantía superior en proporción al periodo de tiempo, que según la distribución establecida, pase con los pequeños.


Para finaliar, reiteramos que puede haber tantos modelos como la imaginación de los progenitores desee crear.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Subir

Consultasderecho.com. Utiliza cookies para asegurar la mejor experiencia en la página web y garantizar un rendimiento impecable. Más información