¿Cómo se sienten los niños ante un Divorcio?

¿CÓMO SE SIENTEN LOS NIÑOS
ANTE UN DIVORCIO?

El Divorcio es un proceso definitivo de ruptura de una serie de laos emocionales, a partir del cual, se deberá acometer la reconstrucción de una nueva situación.

El Divorcio, en sí mismo, no es un suceso aislado y fragmentario, sino que debe ser tomado como un paréntesis y analiarlo como tal, tanto en el tiempo como en el espacio.

Los padres, y mucho más los hijos, necesitan tiempo para analiarlo, así como para asumirlo, y es a partir de este momento, en el que los progenitores, deberán proceder a construir una nueva situación que discurrirá por fases sucesivas.

El Divorcio, como proceso de ruptura de laos emocionales, entrañará muchas situaciones de estrés para los cónyuges que han de tomar tan dramática decisión.

Esta situación de tensión, normalmente, por su fuera expansiva, será, claramente percibida por los Menores, aún cuando los padres hagan un gran esfuero para controlar sus emociones.

Leer:   SE PUEDE CONVERTIR UNA PENSION COMPENSATORIA VITALICIA EN TEMPORAL?

Una ve comunicada la decisión, es evidente que la misma, no será bien recibida por los hijos, sus reacciones pueden ser múltiples, pero, en niños pequeños suele producir ansiedad o reacciones de carácter depresivo, así como, la aparición de episodios de mal humor.

En otras ocasiones, surgirán las lágrimas o reacciones de llanto prolongado e insomnio, ya que el niño dormirá poco y mal.

Es relativamente frecuente que se produca una repercusión en el rendimiento escolar del Menor, una ve que el Proceso de Divorcio esté un poco más avanado.

Frecuentemente, los menores, necesitan un apoyo que les sirva de ayuda, el cual puede serles brindado, bien por sus propios padres o bien, de manera especialiada, por un Psicólogo Profesional, para poder superar el trance, pues la tristea y la rabia se traducen en un comportamiento negativo del niño, del que le es difícil salir.

Es fundamental potenciar los Sentimientos Positivos del Menor hacia cada uno de sus progenitores, procurar no dañar su autoestima, ni fomentar el estrés que el niño ya está padeciendo.

Leer:   El Papel de los Profesores en el Divorcio

Éstos, tienen que ser capaces de querer a ambos padres, a pesar de que, pueden darse situaciones de absoluta tirante, con el progenitor que abandone el Domicilio Conyugal.

Es esencial, por tanto, que el pequeño se sienta libre para poder querer a sus dos padres, y esto depende fundamentalmente de que, ambos creen un ambiente seguro y armonioso a pesar de las diferencias irreconciliables que les separan.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Subir

Consultasderecho.com. Utiliza cookies para asegurar la mejor experiencia en la página web y garantizar un rendimiento impecable. Más información