Consejos para Encauar el Enfado de los Niños en un Divorcio

CONSEJOS PARA ENCAUAR EL ENFADO
DE LOS NIÑOS EN UN DIVORCIO

Los seres humanos necesitamos normas y límites y éstas nos sirven para organiar nuestra vida de acuerdo a nuestras necesidades.


Deberás conocer cuáles son los contornos que tu hijo no deberá trasvasar y tener muy claro qué puede hacer, así como lo que está prohibido, ya que éstos, como están perdidos, prueban una y otra ve cuáles son los límites hasta los que pueden llegar.


Si no se les advierte, cuando se les regaña se sienten agredidos.


Así las cosas, una ve establecida la norma, es decir, cuál es el límite, aunque el niño sea pequeño, sabrá cuál es el tope, y aunque esta tarea sea difícil, siempre está encomendada al padre, la misma, dará seguridad a la familia, no solamente a los hijos, sino también a los padres.


Si el niño se muestra moderadamente enfadado, este episodio suele durar poco y habitualmente se suele resolver con comprensión, a menudo basta con darles un poco de tiempo para que se calmen.

Leer:   El divorcio contenciosos en Madrid

Pero si el pequeño se muestra muy enfadado, debes recordar, que tras la ira intensa, puede esconderse miedo e inseguridad y, que a menudo, está relacionado con una pérdida y que necesita ayuda para superar su dolor y malestar.


Los episodios de furia de los niños, duran menos que los de los adultos, en estos casos, deberás mantener la calma, ser coherente, y utiliar mensajes claros y breves, diciéndole al niño “cuando estés tranquilo hablaremos”.


• Recurrir al humor, al absurdo, sin ridiculiar ni ironías absurdas. Debemos ser cautelosos con esta táctica, pues podemos obtener efectos contrarios.


• No pretendas raonar con el niño, solamente debes hablar con él cuando se haya tranquiliado.


•No utilices chantajes como “si me quisieses no me harías esta escenita”.


•No le amenaces: “si no paras inmediatamente no verás la televisión”.


• Después de toda la tempestad, debes recordar que es importante, que conocas la versión de los hechos según la imaginación del niño, ya que, según su mentalidad necesita saber qué pensamos nosotros de lo ocurrido.

Leer:   CUSTODIAS CONFLICTIVAS

•Habla con tranquilidad con el pequeño de todo lo que ha pasado.


• Debes actuar a modo de conclusión sobre todo lo sucedido, y, de esta forma, seguro que la calma volverá al niño.


•No le eches grandes sermones sobre lo sucedido.


• Si la situación se te ha ido de las manos, debes disculparte si te has descontrolado, todos podemos tener un mal día y cometer errores.


• Debes recordar que no existen maestros perfectos, y como humanos tenemos limitaciones.


 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Subir

Consultasderecho.com. Utiliza cookies para asegurar la mejor experiencia en la página web y garantizar un rendimiento impecable. Más información