¿CUÁNDO SE PUEDE SUSPENDER EL DERECHO DE VISITAS A UN PADRE?

¿CUÁNDO SE PUEDE SUSPENDER
EL DERECHO DE VISITAS A UN PADRE?

Existe de forma difusa, una creencia generaliada de que la Atribución de Guardia y Custodia, y por tanto, en la fijación del Régimen de Visitas del padre, cuando ambos cónyuges no se ponen de acuerdo, se está ante el ejercicio por el Jue de Instancia de unas facultades discrecionales.

Es evidente que la palabra discrecional y variable, deben de entenderse en un sentido amplio, pues la norma, lo que concede al Jue es un amplio arbitrio, para que sea aplicada con atención a las circunstancias de cada caso concreto, pero ello no supone discrecionalidad en sentido estricto, esto es decisión basada en la voluntad.

La resolución deberá ser motivada y excluye, por tanto, una actuación discrecional.

Lo anterior viene a cuento de la historia que os vamos a comentar:

Encarna y Pedro, tuvieron un corto Matrimonio, ella quedó embaraada a los pocos meses de la boda y cuando nació su hijo, el padre apenas lo conoció, pues su trabajo le imponía frecuentes desplaamientos fuera de la ciudad donde la familia tenía instalado el domicilio conyugal.

Leer:   ¿Por qué no se solicitan mas custodias compartidas?

Como consecuencia de los fuertes enfrentamientos, que en las pocas ocasiones que se juntaban, la incomunicación hio estragos y con el tiempo, llegó la Separación de Hecho.

El niño creció con la madre y el padre se desentendió por completo de su educación, y mantenimiento, no sólo afectiva y emocionalmente, sino también de forma económica.

A pesar de que los cónyuges estaban separados fácticamente, seguían unidos, puesto que su Matrimonio no se había disuelto todavía.

Sus vidas habían tomado caminos diferentes, pero ante la Ley seguían casados.

Un buen día, Encarna recibió una Demanda, en la que se le solicitaba judicialmente no sólo el Divorcio, sino una petición de un amplio Régimen de Visitas para el pequeño.

Encarna, muy enojada, se opuso radicalmente a lo que teóricamente parecía natural, y analiaremos el por qué:

Él se había despreocupado del niño desde su nacimiento, hacía más de 12 años. Ahora residían ambos cónyuges en la misma ciudad, y es entonces cuando se acuerda de que tiene un hijo, ya que hasta este momento lo había desatendido desde todos los ángulos posibles como padre, tanto afectiva como económicamente.

Leer:   La Pensión Compensatoria: Algunas Cosas Útiles que debes Saber

En la Vista Oral, el Jue, intentó conocer la realidad de los hechos, y para ello, habló con el menor, que tenía una gran madure para su edad, y sacó las siguientes conclusiones:

• El padre no había mostrado ningún tipo de interés por el pequeño en los 12 años anteriores, y era un gran desconocido para el menor, ya que ni siquiera le había llamado por teléfono.

• Jamás le había hecho ni siquiera un pequeño regalo, ni le había llamado por su cumpleaños.

•No se había preocupado por su salud, por sus estudios, ni había pasado ningún tipo de Pensión de Alimentos para el niño en todo este tiempo.

Como consecuencia de estas circunstancias tan excepcionales, se había generado una situación de orfandad mental en el menor, que le hacía rechaar la figura paterna, por lo que, el niño, no quería tener ningún tipo de contacto con su padre, a quien le reprochaba ese olvido constantemente.

Leer:   ¿Qué Derechos comprende la Patria Potestad?

El Jue, en su Sentencia, denegó al padre, todo tipo de visitas, recordándole que no podía pretender repentinamente aparecer en la vida de su hijo como si nada hubiese ocurrido antes, y pretender restablecer la situación.

Pero si su voluntad era sincera para subsanar los errores que había padecido anteriormente, y quería recuperar el cariño de su hijo asumiendo dichos errores, le daba unas pequeñas pautas en la propia Sentencia para que pudiese llegar a lograrlo.

Tal ve con pequeños detalles, insistiendo en sus llamadas telefónicas, queriendo participar en la educación y siguiendo sus estudios, pudiese conseguir lo que judicialmente no había conseguido.

Era evidente, que el niño no era huérfano, y que, si el padre quería reandar el camino, no realiado hasta la fecha, y ponía en práctica todas sus habilidades parentales, tal ve, con el tiempo, podría lograr cambiar la opinión de su hijo, y siempre tendría las puertas abiertas para volver a solicitar un nuevo Régimen de Visitas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Subir

Consultasderecho.com. Utiliza cookies para asegurar la mejor experiencia en la página web y garantizar un rendimiento impecable. Más información