DISPUTAS SOBRE LA CUSTODIA ENTRE PERSONAS DEL MISMO SEXO

DISPUTAS SOBRE LA CUSTODIA
ENTRE PERSONAS DEL MISMO SEXO.

En la actualidad, las familias pueden presentar una gran diversidad de situaciones. Recientemente en España se aprobó el matrimonio entre personas del mismo sexo.


En consecuencia, en los supuestos de ruptura de este tipo de uniones se pueden dar las mismas batallas legales sobre la custodia que en los matrimonios heterosexuales.


Nos estamos refiriendo a las situaciones protagoniadas por matrimonios formados por homosexuales y transexuales.


Cuando hay niños involucrados en este tipo de disputas, lo primero que hemos de cuestionarnos es quien es el padre legal del menor.


Una ve que una persona está legitimada para participar en un proceso de custodia, bien sea como “padre legal”, tutor, o guardador, siempre deberá operar bajo el prisma de cuál es el mejor interés para el menor, sin tener en cuenta factores relativos a la identidad sexual de esas personas con derechos sobre el pequeño.


Estos factores incluyen ciertos aspectos que describiremos a continuación:

Leer:   puntuación por el cuidado de hijos

• El amor, afecto y otros laos emocionales existentes entre las partes involucradas y el niño.
• La capacidad y disposición de las partes involucradas para dar al pequeño afecto y guía en su educación.


• La capacidad de estas para proveer al niño de los elementos necesarios para su sustento y habitación, es decir, comida, vestido, cobertura médica, por tanto, cubrir sus necesidades materiales más inminentes.


• El tiempo que el niño ha pasado en un entorno estable y satisfactorio.
• La salud física y psicológica, así como la moralidad de las partes involucradas.
• Las raonables preferencias del niño si el Jue considera que tiene edad y raciocinio suficientes para mostralas.


• Cualquier otro factor que el Jue o Tribunal consideren como relevante en su caso particular y concreto.


La mayor parte de los Jueces y Tribunales consideran que la identidad sexual no es un factor ético que se deba tomar en consideración. Pese a ello, si uno de los progenitores tuviese relaciones sexuales múltiples o insanas, si ello perjudica a la buena formación del menor, es evidente que esto será muy tomado en cuenta en un caso en que se haya de decidir la custodia, de la misma forma que si los padres fuesen heterosexuales.

Leer:   ¿CÓMO AFECTA LA ADOPCIÓN AL DESARROLLO DEL NIÑO?

En un caso reciente ocurrido en España, dos madres ejercían conjuntamente la patria potestad sobre un niño que había nacido de una de ellas después de que esta fuese inseminada artificialmente. Cuando la relación sentimental entre ambas se rompió, el Jue resolvió para este caso concreto dar la custodia a la segunda, es decir, a la madre que no era biológica. Y después de diversos recursos, los Tribunales consideraron que ésta era la más adecuada para proteger los intereses del pequeño, concediéndole a la misma la custodia, en lugar que a la madre natural del niño.


Este caso particular acaecido ante los Tribunales de nuestro país pone en evidencia que la identidad sexual o no debe ser determinante cuando se disputa la custodia de un menor.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Subir

Consultasderecho.com. Utiliza cookies para asegurar la mejor experiencia en la página web y garantizar un rendimiento impecable. Más información