DOMICILIO CONYUGAL Y CONVIVENCIA MARITAL SOBREVENIDA DEL PROGENITOR CUSTODIO (2)

DOMICILIO CONYUGAL Y CONVIVENCIA MARITAL SOBREVENIDA DEL PROGENITOR CUSTODIO (2)


La entrada de terceros en el domicilio conyugal supone la convivencia marital del progenitor que tiene atribuida la custodia de los hijos y por tanto de la vivienda familiar.


Aunque estas situaciones puedan ser en ocasiones sonrojantes, no deja de ser cierto que el verdadero titular del derecho de usoson los hijos como destinatarios directos de tal atribución y no el progenitor en cuya compañía quedan.


Este último aparece como titular indirecto del derecho de uso en tanto en cuanto está condicionado al desempeño de las funciones de custodia si hay hijos menores o a que los hijos convivan con el mismo si son mayores de edad.


La protección de ese interés no guarda relación alguna con la circunstancia sobrevenida de que el progenitor custodia permita que un tercero conviva con el mismo en dicha vivienda.


Alguna Sentencia aislada, como la Sentencia de la Audiencia Provincial de Almería de 19 de Maro de 2007, revocó la anteriormente dictada por un Jugado que había atribuida a la esposa y el hijo menor el uso y disfrute del domicilio conyugal, confirmando de esta forma lo pactado por los litigantes en un anterior Convenio Regulador.

Leer:   La importancia de los Abuelos en el Desarrollo Integral de sus Nietos

La causa de la revocación de la Resolución Judicial era la convivencia marital sobrevenida del progenitor custodio con una tercera persona.


En este supuesto la Sala declaró extinguido el derecho de uso atribuido a la mujer y al hijo menor y estableció que ambas partes podían proceder a la venta de la misma o a su adjudicación de uno de ellos con el consiguiente abono al otro del importe correspondiente.


Se entiende que se había producido una excepcional modificación de las circunstancias que en su momento fueron tomadas en cuenta para la atribución del uso del piso.


Sin embargo esta Sentencia Judicial no deja de ser aislada, ya que la mayoría de los Tribunales suelen opinar lo contrario, es decir que la convivencia marital sobrevenida del progenitor custodio con un tercero, entienden que no modifica ni altera en modo alguno las necesidades habitacionales de los hijos, que continuaran siendo idénticas al momento de la Sentencia o del Convenio Regulador en que se haya pactado.

Leer:   Preguntas Frecuentes sobre la Adopción.

La medida atributiva del uso no se establece a favor de la unidad familiar monoparental formada por los hijos y el progenitor a cuyo cuidado quedan, sino a favor de los pequeños, sin que la formación de una nueva familia reconstruida afecte en modo alguno a las necesidades de los hijos.


La mayoría de las Audiencias Provinciales españolas entienden que la convivencia del progenitor custodio con otras personas es un hecho que aisladamente considerado no puede tener la consecuencia de modificar o extinguir el uso de la vivienda familiar y solo cuando dicha convivencia vaya acompañada de otros factores especiales puede producirse una alteración sustancial de las circunstancias que afectan al ejercicio de la guarda y custodia.


No debemos de olvidar que no es demasiado infrecuente el supuesto de que los hijos menores adolescentes no acepten la convivencia del progenitor custodio con otra persona y en estos casos sí que podría plantearse la posible modificación del uso del domicilio familiar.

Leer:   Los Regímenes Matrimoniales: ¿Sabes cuáles son?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Subir

Consultasderecho.com. Utiliza cookies para asegurar la mejor experiencia en la página web y garantizar un rendimiento impecable. Más información