EL ABUSO EMOCIONAL: 5 SIGNOS PARA RECONOCERLO

EL ABUSO EMOCIONAL:
5 SIGNOS PARA RECONOCERLO

Una buena relación entre los dos miembros del Matrimonio, se basa fundamentalmente en la recíproca confiana, respeto y amor.


Si esa relación es armónica y equilibrada, debe existir un tira y afloja por ambas partes, e incluso, cuando existan conflictos, que los habrá y sin ninguna duda surgirán, seguirá existiendo ese respeto y consideración hacia el otro.


Sin embargo, desgraciadamente, existen relaciones en las que no se da dicho equilibrio, ya que uno de los miembros de la pareja, ostenta todo el poder, carga con la totalidad del trabajo doméstico al otro miembro y le domina y controla absolutamente, llegando a anularlo.


Cuando esta situación se produce de forma psicológica, es decir, no hay ningún tipo de violencia física, se puede denominar como Abuso Emocional.


En España, cada ve existe un mayor grado de conciencia social de que las personas pueden golpear no sólo físicamente sino también psicológicamente, y que los efectos de estos golpes son mucho más demoledores que los derivados de la violencia física.

Leer:   SEÑALES DE QUE TUS HIJOS PUEDAN NECESITAR LA AYUDA DE UN PROFESIONAL

El Abuso Emocional, por su modo de operar, se desarrolla sobre todo en las relaciones de pareja, y el abusado no se da cuenta de que se haya instaurado esta situación hasta que no se ha cronificado ya en la relación.


Normalmente la toma de conciencia y la búsqueda de ayuda, llega tarde, cuando la autoestima del lesionado se encuentra ya muy desgastada y erosionada por un largo periodo de tiempo.


En el Matrimonio, ambos esposos, se conceden recíprocamente, o de común acuerdo, derechos sobre sus personas, su intimidad y sobre el uso de los recursos económicos; se comparte mesa, mantel, cama, proyectos de futuro e hijos.


En definitiva, cada uno queda expuesto al otro como consecuencia del amor.


Por ello, esta Institución es el campo, en el que, por lógica, aparece esta patología con más frecuencia, ya que los miembros de la pareja están relativamente desarmados, y en estado de dependencia respecto del otro.


A continuación te señalamos 5 situaciones corrientes, en las que uno de los miembros de la pareja, puede ser considerado como abusador emocional:

Leer:   Aumenta tu Autoestima tras el Divorcio

1. Las críticas e insultos de un miembro de la pareja, normalmente, el varón, son la regla y no la excepción. En las parejas normales, es corriente que en un momento dado o determinado, se diga algo, sin mala intención, pero que puede ofender a la otra persona, por lo que al final se acaba inmerso en una discusión. Para finaliar la misma, el que la ha comenado, lo normal es que acabe con una disculpa.


Pero, en el caso del abusador emocional, hace de esta situación algo rutinario, como una especie de costumbre, en la que deja en una posición de inferioridad a la víctima, dejándola como un o una incompetente.


2. Cuando un miembro de la pareja intenta pasar más tiempo del normal con otras personas que con el abusador, él o ella, pueden llegar a amenaarle o prohibirle el ver a esas personas, o bien, intentar que se sienta culpable por salir, quedar o hablar con ellas. El aislamiento es muy bueno desde el punto de vista del abusador, ya que le hace más vulnerable a sus intenciones.

Leer:   ¿Qué es lo que no se puede pactar en los Capítulos Matrimoniales?

3. Si quieres continuar con tus estudios que dejaste inacabados, mejorar tu ámbito laboral, o mejorar tu posición social, tu pareja, caso de ser un abusador emocional, puede tratar de intentar evitarlo por todos los medios, criticándote tu elección con frecuencia y a lo largo de todo el día.


4. Cuando la relación entre dos personas es íntima y equilibrada, el abuso emocional puede ser más una lucha de poder que una simple discusión, dentro de esa relación de respeto, consideración y cuidado. Por lo que, ante un caso de abuso, puedes verte privado deliberadamente del afecto y amor que debería corresponderte y que, normalmente, quieres.


5. Puede ser, que en ocasiones, notes un acto bondadoso o una buena intención esporádica, pero esto sólo será una excepción y, a menudo, responderá a algún hecho particularmente malo derivado de algún comportamiento abusivo hacia ti. Si crees que es un signo de cambio, muy pronto quedarás contrariado, pues el abusador, no cambia.


 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Subir

Consultasderecho.com. Utiliza cookies para asegurar la mejor experiencia en la página web y garantizar un rendimiento impecable. Más información