¿ES POSIBLE EL DIVORCIO SIN DOLOR?

La separación matrimonial no siempre es fácil, pero puede llegar a culminarse con éxito, si ambas partes están dispuestas a cooperar.

La gestión adecuada de este proceso, eliminará dolores de cabea, situaciones de estrés, y en definitiva, la angustia de todas las partes implicadas, creando una situación de transición del matrimonio al divorcio, de la forma más suave y satisfactoria para los intereses de todos.

Actualmente, obtener una Sentencia de Divorcio, puede ser un proceso relativamente rápido y fácil. Normalmente el primer paso que toman las parejas implicadas, es la separación de cuerpos.

Esto quiere decir, simplemente, vivir en alojamientos diferentes, o incluso hacer cada uno su propia vida en la misma casa.

En la actualidad, en España, el Divorcio puede solicitarse trascurridos tres meses desde la celebración del Matrimonio, y cuando hay situación de violencia doméstica, no hay necesidad, ni siquiera, de que transcurran estos.

Cuando ambas partes, deciden poner fin a su Matrimonio hay muchas asuntos que los implicados deberán discutir y poner en común, dinero, viviendas, hijos, quien tendrá la custodia, y como se repartirán de los bienes.

Leer:   LA ENTREVISTA DOMICILIARIA EN EL CERTIFICADO DE IDONEIDAD

Una de las prioridades esenciales, una ve que se tenga claro que no se va a continuar con el Matrimonio, será:

  • Separar las cuentas corrientes.
  • Poner al nombre de uno de los cónyuges las facturas de gas y electricidad.
  • Comunicarlo al colegio de los niños.
  • Separar las tarjetas de crédito.
  • Hacer Declaraciones de Impuestos por separado.
  • Notificar al banco, el cambio de hipoteca.
  • Comunicar a las Compañías de Seguros los nuevos beneficiarios.
  • Cambio de nombre de los vehículos.

Muchas personas, y por distintas raones, deciden separarse sobre la base de un acuerdo informal, es decir, llegando a pactos verbales.

Esta situación, llamada separación de hecho, puede ocasionar en el futuro, graves problemas, por tanto, la mejor opción, será siempre tener un acuerdo escrito, que normalmente será llamado Convenio Regulador del Divorcio, el cual, deberán firmarlos ambas partes, poniendo fin, de esta forma, a todas sus disputas.

Este acuerdo, cuando es ratificado ante el Jue, permite a ambos socios de vida común, tener una comprensión clara de cuales son sus límites, fronteras y obligaciones.

Leer:   CÓMO ACTUAR ANTE UN SECUESTRO INTERNACIONAL: ESPAÑA COMO PAÍS REQUERIDO

Pero de hecho, aunque ambos cónyuges estén separados o divorciados, no significa que la casa que ha servido de domicilio conyugal se ponga siempre en venta.

Esta, normalmente, se diferirá al momento en que los hijos hayan volado del nido conyugal, es decir, cuando alcancen su total autonomía económica y personal.

Fdo: aa-divorcios.com

Artículos relacionados

emanta

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Subir

Consultasderecho.com. Utiliza cookies para asegurar la mejor experiencia en la página web y garantizar un rendimiento impecable. Más información