INCUMPLIMIENTO DEL RÉGIMEN DE VISITAS

El derecho de visitas de un padre respecto de sus hijos está siempre regulado en el convenio regulador del divorcio, pero también podrá ser fijado unilateralmente por el Jue matrimonial que resuelva la crisis de los cónyuges cuando ambos cónyuges hayan sometido su decisión al mismo.

Los incumplimientos de este régimen suelen ser generados en la mayoría de los supuestos por las gravísimas tensiones existentes entre los cónyuges, trasladándose esta problemática a los hijos del matrimonio, que son quienes sufren directamente las consecuencias.

Estos quebrantamientos suelen se producir como consecuencia de que el progenitor que no tiene la guardia y custodia no quiere tener ningún contacto con su ex cónyuge, no quiere escuchar reclamaciones, quejas o censuras, o simplemente porque ha formado una nueva pareja y rehío su vida. Causas como esas hacen que el progenitor que tiene el derecho de visitas, no quiera ver a sus hijos.

En otras circunstancias el incumplimiento será generado por causas ajenas al cónyuge que no tiene la custodia, al confundirse la prestación de alimentos con el régimen de comunicaciones, ya que si el padre incumple la pensión alimenticia el otro cónyuge procede a negarle el derecho de visitas a los hijos.

Leer:   LA CUSTODIA COMPARTIDA: CUANDO PUEDE SER UNA FÓRMULA DE ÉXITO

La comunicación del padre con sus hijos no es solo un derecho sino un deber, ya que el destinatario último y máximo beneficiarios son siempre los hijos.

La mayor parte de los incumplimientos de los derechos de visita se producen con los hijos menores de 12 años, al considerarse judicialmente que los mayores de esa edad tienen una mayor autonomía y por tanto se deberá respetar su voluntad.

El incumplimiento del régimen de visitas puede ser producido tanto por el padre como por la madre, y en los casos más graves, como son los supuestos de síndrome de alienación parental el incumplimiento de esta deberá ser denunciado siempre judicialmente y completado por una solicitud de modificación de custodia cuando haya causas para la misma.

En estos casos se deberá acreditar tanto la incapacidad para la custodia de la madre como la mejor idoneidad y capacitación del otro progenitor y que se considere la misma más beneficiosos para el interés del menor.

Leer:   ¿CUÁNDO PUEDES RECUPERAR LA CUSTODIA DE TU HIJO?

Hay que señalar que el incumplimiento no suele ser un fenómeno puntual sino un problema repetitivo y al denunciar la situación siempre existirán más posibilidades de conseguir una solución, ya que la parte que incumple verá que no hay impunidad y que su quebrantamiento tiene unas consecuencias inmediatas.

¿Que se puede hacer ante un incumplimiento del régimen de visitas?

Hablar con la otra parte, hacerle entender que los niños no tienen la culpa de lo que pase con los mayores.

Si no se llega a ningún acuerdo, se debe comunicar al Jugado para que se inste al progenitor incumplidor a ejecutar la fijado. La demanda de ejecución de Sentencia, será el instrumento legal que corrija tal situación.

Como consecuencia de lo anterior, al cónyuge de conducta negativa se le pueden imponer multas e incluso penas de prisión. Sin embargo, esto no es lo ideal que pudiera parecer ya que provocará mayores tensiones y conflictividad que únicamente perjudicará a los hijos.

Leer:   Adulterio = Divorcio

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Subir

Consultasderecho.com. Utiliza cookies para asegurar la mejor experiencia en la página web y garantizar un rendimiento impecable. Más información