¿Que es el acoso escolar o bullying?

El acoso escolar o bullying se entiende como un comportamiento agresivo, hostil y persistente, dirigido a una persona o grupo de personas. Se trata de una actitud o conducta repetitiva y descontrolada, que se desarrolla en el ámbito de la escuela, y que tiene por objetivo causar daño a la víctima.

Los tipos de bullying más frecuentes son:

El bullying físico (agresiones físicas, golpes, patadas, apalizamientos) El bullying verbal (insultos, burlas, imitaciones, amenazas)

El bullying psicológico (mofas, acoso, intimidación, humillaciones)

El bullying digital (insultos, amenazas, difamación, bromas)

¿Qué implica el acoso escolar?

El bullying suele tener un efecto negativo importante en la víctima, afectando a su autoestima, a su felicidad, y a su salud emocional y física, incluso a su desarrollo educativo.

  • El acoso escolar puede ocasionar en la víctima:
    Amenazas de muerte
    Suicidio
    Depresión
    Problemas de aprendizaje
    Baja autoestima
    Situaciones de vergüenza
    Inseguridad
    Violencia
    Dificultad para relacionarse con los demás

¿Qué hacer en caso de acoso escolar?

En caso de que su hijo, hija, o alguno de sus compañeros:

Sufra o presencie un episodio de acoso escolar

Esté siendo víctima de acoso escolar pero no se atreva a decírmelo a mí

Se comporte de manera diferente y usted sospeche que está siendo víctima de acoso escolar

Sienta que está siendo víctima de acoso escolar pero no lo quiera decirle a nadie

No sienta que puede hablar conmigo o con cualquier otra persona

No sea capaz de entender el acoso escolar

Lea con atención la siguiente lista de recomendaciones destinadas a ayudarle y a su hijo, hija o a sus compañeros en caso de acoso escolar:
Si su hijo, hija, o alguno de sus compañeros:

Sufre o presencia un episodio de acoso escolar: Diga a su hijo, hija o a sus compañeros que no les guarda rencor, que les quiere y que están equivocados, que piensa que no deberían haber hecho lo que hicieron, y que se arrepiente de haber actuado de la manera que hizo.

Diga a su hijo, hija o a sus compañeros que quiere ayudarles, y que está dispuesto a trabajar con ellos para resolver su situación de problemas.

Diga a su hijo, hija o a sus compañeros que el acoso escolar no es una forma de comportarse, y que debe dejar de hacerlo.

Diga a su hijo, hija o a sus compañeros que puede hacerse mucho más daño a sí mismo o a los demás, y que debe dejar de hacerlo.
Diga a su hijo, hija o a sus compañeros que no debería hacer esas cosas, y que no debería decir esas cosas.
Diga a su hijo, hija o a sus compañeros que si seguimos así, todos perderemos el respeto por ellos y por nosotros mismos (en caso de que sean niños o niñas). Diga a su hijo, hija o a sus compañeros que no deberían haber hecho esas cosas, y que no han hecho bien. Diga a su hijo, hija o a sus compañeros que usted quiere ayudarles, y que le gustaría que se sintieran mejor y que su amistad siguiera funcionando bien.