La Disciplina y el Castigo no son lo mismo

LA DISCIPLINA Y EL CASTIGO
NO SON LO MISMO

Muchos padres, utilian ambos conceptos, Disciplina y Castigo, de forma sinónima, no obstante, el Diccionario Español, nos enseña, que la palabra Disciplina, proviene del término latino discípulo (discipulus) que significa estudiante, mientras que la palabra castigo, tendría que ver más con dolor, amenaa o sufrimiento.

Una mirada o un estudio de estas dos palabras, nos permitiría a los padres, analiar más sobre cómo ambas palabras van a integrarse en el mejor interés del niño, así como para tratar de identificar qué relación tendrán ambas en sus áreas de comportamiento.

• Castigo: este concepto, incluso cuando se realia con las mejores intenciones, siempre tiene una connotación negativa, y ha sido utiliado desde siempre así en el ejercicio académico, aunque en los últimos lustros del siglo XX, prácticamente ha desaparecido.

• Disciplina: si tu objetivo como padre, es enseñar, entrenar o ayudar a tu hijo a desarrollar todas las habilidades necesarias para poder llevar a cabo una vida llena de éxitos, la disciplina, será una de las claves y habilidades que deberás inculcarle.

Leer:   LA REESTRUCTURACIÓN DE LA FAMILIA DESPUES DEL DIVORCIO

La Disciplina no es únicamente una palabra, es una aproximación a la vida, es decir, una filosofía, que incluye sobre todo un respeto mutuo, entre tú mismo y tu hijo, una respuesta raonable y raonada, relacionada y respetuosa con todos los comportamientos.

La Disciplina impone a los padres contestar y raonar a la siguiente pregunta: ¿Cómo me gustaría que me trataran otras personas? En otras palabras: independientemente de lo enfadado que pudieses estar con tu hijo, el niño siempre necesita saber que lo mucho que le quieres.

Para alguno de nosotros, esto es normal, pero existen muchos casos, en los que esta filosofía, habrá que explicársela.

Aquí van algunos consejos de cómo ejercer la Disciplina:

•Responde a tu hijo de forma respetuosa, corrigiéndole comportamientos no deseados, en lugar de querer ejercitar un control y fiscaliación sobre él.

• Ayuda a tu hijo a tomar las mejores decisiones posibles de forma autónoma, como una forma de aprender las habilidades necesarias para poder optar y escoger por las mejores decisiones en su vida.

Leer:   CÓMO PREPARAR UN CANDIDATO ÓPTIMO PARA EL CERTIFICADO DE IDONEIDAD

•Enseña a tu hijo, a buscar soluciones a todos sus problemas, en lugar de solucionárselos, directamente tú.

La regla de oro de cómo ser padre es ¿Cuál es la forma más respetuosa de ayudar a un niño para que cambie sus comportamientos negativos y se comporte de forma correcta y positiva contigo?

La respuesta es: Recuerda siempre cómo te gustaría que te tratasen los demás.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Subir

Consultasderecho.com. Utiliza cookies para asegurar la mejor experiencia en la página web y garantizar un rendimiento impecable. Más información