La Mediación Matrimonial Avanada

LA MEDIACIÓN
MATRIMONIAL AVANADA

El Mediador te ayudará a examinar tu situación en los términos de tus necesidades e intereses.

De nuevo tu propia situación es única, pero aquí tienes algunos de los pasos que deberás tomar durante el proceso de Mediación:

1.Identificar tus asuntos: obviamente tienes que saber cuáles son las preguntas antes de poder encontrar las respuestas a las mismas. Los asuntos que examinarás podrán incluir la división de tus propiedades, deudas, alimentos, custodia, visitas, y pensión de los hijos.

2.Identificar tus opciones: una ve que sabes cuáles son tus problemas puedes empear a trabajar en las soluciones.

3.Aprender a trabajar juntos: después de que tú y tu pareja hayáis identificado los asuntos e identificado vuestras opciones, trabajaréis juntos para encontrar una solución que esté bien para ambos. Esto no significa que uno de los dos gane y el o0tro pierda: la elección correcta será, probablemente, un compromiso con el que ambos podáis vivir.

4.Ponerlo por escrito: Tú y tu esposa, podéis trabajar con vuestro Mediador para esboar un Documento, llamado “Memorando de Entendimiento” o “Acuerdo de Separación” haciendo una lista con los detalles acordados. Se trata de un acuerdo informal.

Leer:   Cuándo se puede Modificar una Pensión Alimenticia de los Hijos

5.Si el Mediador es Abogado, se asegurará antes de que este Acuerdo Informal del que hemos hablado, cumpla con todas las leyes, de que tus proyectos estén protegidos, de que lo entiendas, y de que si estás de acuerdo, se pueda volver a firmar por ambas partes, y, si no estás conforme, se puede añadir, quitar, modificar o volver a redactar.

6. Posteriormente, este Acuerdo, llamado “Convenio Regulador”, una ve firmado y ratificado en el Jugado, será parte de la Sentencia Judicial que se dicte en su momento, por eso es tan importante contar con el asesoramiento legal antes de que se firme.

Una Mediación exitosa requiere dos individuos que estén dispuestos a dejar sus emociones a un lado y a encontrar soluciones, que permitan a cada uno de ellos, un resultado positivo, pero hay ciertos tipos de situaciones, en las que la Mediación es imposible.

A continuación te señalamos algunas de ellas:

• Si hay violencia familiar o algún tipo de coacción o miedo.

Leer:   10 CONSEJOS PARA AYUDAR A TU HIJOS DURANTE EL DIVORCIO

• Si hay abuso en los niños.

• Si hay un significativo desnivel económico o de poder, ya que en estos casos, es difícil para un Mediador asegurarse de que una parte no se siente intimidada o controlada por la otra.

• Si un esposo no quiere recurrir a la Mediación o no quiere continuar o jugar limpio. Recuerda, es algo que os concierne a los dos y que ambos debéis querer que funcione bien.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Subir

Consultasderecho.com. Utiliza cookies para asegurar la mejor experiencia en la página web y garantizar un rendimiento impecable. Más información