LA PENSIÓN COMPENSATORIA

LA PENSIÓN
COMPENSATORIA

La finalidad de la pensión compensatoria consiste en restablecer el equilibrio económico entre las dos personas que pretenden disolver el vínculo matrimonial tras el divorcio.

Tradicionalmente, esta pensión ha sido considerada como una de las más temidas cargas que los esposos habían de soportar cuando ponían fin a su matrimonio, ya que las mujeres eran débiles económicamente, al ser el esposo, el único que trabajaba fuera de casa, y por tanto era el que traía el sustento al hogar en la mayor parte de los casos.

Pero como consecuencia del acceso de la mujer al mercado laboral y la promoción de la igualdad de género, las mujeres son, en nuestros días, tan estables financieramente como los hombres.

De hecho, esto ha conducido a que las actuales normas de divorcio señalen como normal el que una mujer pueda verse obligada al pago de la pensión compensatoria, si se dieran las condiciones legales necesarias.

Leer:   Preguntas Frecuentes sobre la Adopción.

En cualquier caso, para una persona que se vea ante la tesitura de tener que satisfacer una pensión de este carácter, es recomendable contar con un abogado matrimonialista experto que defienda sus intereses y le guíe en todos los problemas relacionados con este asunto.

No obstante, en el caso de que tu pareja consiga esta pensión, podrás dar diversos pasos tendentes a minimiar la suma a pagar. Aquí te podemos dar dos sugerencias que pueden minimiar el futuro impacto económico en tu persona:

1. Que tu esposo/a busque otra pareja con la que pueda, eventualmente, contraer matrimonio. En este caso, el esposo que percibe la pensión, si comiena a convivir maritalmente con otra persona, deberá renunciar a la suma que por este concepto se le pasaba.

Si no lo hace, deberás buscar los medios necesarios para demostrar la convivencia marital con esa tercera persona, demostrando que no tiene derecho a la misma. De hecho, también cesará una ve que el perceptor vuelva a contraer matrimonio.

Leer:   Obligación de devolver la pensión no contributiva

2. La cantidad también desaparecerá o será menor si el ex que recibe la pensión pudiera encontrar trabajo o bien obtener ascensos en el mismo. Así, es conveniente que este desarrolle sus capacidades profesionales, lo cuál te podría ayudar a reducir tu carga.

En todo caso hay que señalar que una ve establecida, la pensión compensatoria es realmente difícil de modificar o extinguir. En la mayor parte de los casos, el cambio únicamente sucede cuando el cónyuge que la percibe fallece o, como hemos visto, vuelve a contraer matrimonio.

Por ser tan complicada de modificar en un momento posterior, es por lo que debes tener un cuidado exquisito de que en el momento de su fijación luches por la misma, bien sea en términos de cuantía posible, o fijar la provisionalidad o por tiempo limitado de la misma.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Subir

Consultasderecho.com. Utiliza cookies para asegurar la mejor experiencia en la página web y garantizar un rendimiento impecable. Más información