Las Pensiones Alimenticias de los Hijos: Qué Gastos están incluidos y cuáles no

LAS PENSIONES ALIMENTICIAS DE LOS HIJOS:
QUÉ GASTOS ESTÁN INCLUIDOS Y CUÁLES NO

Algunas de las preguntas más frecuentes en el tema de obligación de Alimentos, en relación con los hijos, consiste en determinar qué es lo que está incluido y lo que no está, y a dónde va a parar el dinero.

A nadie le gusta pagarlas, y la mayor parte de los padres consideran que están pagando demasiado. Lógicamente, considerado desde la otra parte, nunca se estará pagando lo suficiente.

Analicemos el asunto más de cerca, en términos básicos, las Pensiones Alimenticias, tienen por objeto ayudar a subvenir las necesidades indispensables de los hijos, es decir, el sustento propiamente dicho, alojamiento, vestido y asistencia médica, integrándose dentro de este concepto la educación y formación.

Ayudan de una forma u otra, a equilibrar el nivel de vida entre los padres legalmente separados o Divorciados.

Hay un gran número de elementos a considerar al calcular la pensión, pero los dos más importantes son:

1. El diferencial de ingresos.

Leer:   ¿QUÉ ES LA CUSTODIA COMPARTIDA?

2. El porcentaje del tiempo pasado por cada uno de los padres con los hijos.

Nuestra práctica judicial, puede decirse, que ha premiado a los padres por pasar tiempo con el niño.

Cuanto más tiempo pasan con éste, en mayor medida se inclina la ecuación en su favor, con independencia de los ingresos.

Ello implica que si un progenitor tuviera al niño en un 90% de tiempo, obteniendo unos ingresos el doble de grandes que los del otro progenitor, aun así, obtendría la pensión por parte del otro progenitor.

De forma inversa, si un padre tuviese a un niño el 10% del tiempo, ganando el doble de salario, debería al otro progenitor, mucho más dinero que en el primer supuesto.

Te estarás preguntando qué tiene que ver esto con los gastos, y básicamente, la Ley establece que éstos deberán ir destinados a alimentos, educación, e instrucción.

Ahora bien, ¿qué debe entenderse dentro de estos conceptos que la Ley no explica? Pues los gastos ordinarios de comida, alojamiento, libros, ropa, colegios por tanto, estas Pensiones van destinadas a cubrir unos gastos, en concreto que tienen por objeto, asegurar el estilo de vida del menor.

Leer:   ¿Puedo obligar a mi ex a vender nuestro piso Común?

Ello implica, que cada miembro del hogar que reciba la Pensión, se podrá beneficiar de la misma.

Los gastos incluidos, por tanto, en general, deberán ser gastos de vida ordinarios.

Las pensiones, aunque van destinadas a los niños, se le abonan siempre a la madre.

En los supuestos en que la madre no trabaja, o no ha trabajado, la contribución de ésta, evidentemente, no es dineraria, sino que la aportación de la misma, se establece por sus cuidados y atenciones al menor.

En España, los gastos médicos, al estar cubiertos por la Seguridad Social, no tienen coste alguno, no obstante, en los supuestos en los que no existe cobertura, deberán cubrirse a partes iguales por ambos progenitores.

Los gastos que excedan de estas necesidades, que podríamos considerar básicas, serán, los denominados extraordinarios, tales como los de orientación psico-pedagógica del niño, logopedas, clases de idiomas, preparación de oposiciones, realiación de un Máster, bien sea en España o en el extranjero, gastos de colonias infantiles

Leer:   LAS DISTINTAS FASES PSICOLÓGICAS DEL DIVORCIO

En definitiva, es normal que la pensión del niño cubra todo lo que debe entenderse como gastos normales, relativos al mantenimiento del hogar en que vive el niño, pero no cubrirá ciertas situaciones extraordinarias, que por su excepcionalidad, no pueden ser previstas por los padres, bien en el Convenio Regulador de su Separación o Divorcio, o por el Jue que dicte la Resolución Judicial.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Subir

Consultasderecho.com. Utiliza cookies para asegurar la mejor experiencia en la página web y garantizar un rendimiento impecable. Más información