LIBERTAD DE EXPRESIÓN Y EL DERECHO AL HONOR EN LAS REDES SOCIALES

¿Podemos difamar en twitter y otras redes sociales sin responsabilidades? encuentra las respuestas:


Resulta abrumadora la cantidad de información, opiniones e ideas que compartimos a través de las redes sociales, ya sea sobre hechos o personalidades públicas como sobre nuestro entorno cercano y privado sin que, en muchas ocasiones, seamos conscientes de la difusión y alcance que que tiene ésta a través de internet y las redes sociales, y sin que existan fronteras ni límites que coarten, a priori, nuestra libertad de expresión.


La Libertad de Expresión es un derecho fundamental amparado por nuestra Carta Magna dentro del Capítulo Segundo dedicado a los “derechos fundamentales y de las libertades públicas”, pero no hay que olvidar que, aunque sea un derecho fundamental, el derecho a la Libertad de expresión (como cualquier otro Derecho fundamental) no es un derecho absoluto, es decir, se encuentra limitado o encuentra su límite y barrera en el momento en el que pueda afectar a los derechos individuales de terceros que también gozan de reconocimiento y protección en nuestra constitución y otras leyes de nuestro ordenamiento jurídico.


¿ Qué implica este derecho? Por un lado es la Libertad “A expresar y difundir libremente los pensamientos, ideas y opiniones mediante la palabra, el escrito o cualquier otro medio de reproducción.” y esto implica la libertad a emitir juicios subjetivos, opiniones e ideas. Pero también la libertad expresión reconocido en el artículo 20 de la CE, implica la libertad de informar y el derecho a ser informados, siempre que se trate de información veraz. Sin embargo dichas ideas, opiniones, pensamientos que expresamos y difundimos pueden afectar a terceros causándoles un agravio, en muchas ocasiones, difícil de reparar, y es por ello, que este derecho debe limitarse y se encuentra limitado al “respeto a los derechos reconocidos en este Título, en los preceptos de las leyes que lo desarrollen y, especialmente, en el derecho al honor, a la intimidad, a la propia imagen y a la protección de la juventud y de la infancia.”

Leer:   La orden de alejamiento de las víctimas de violencia doméstica

Existe muchas veces el desconocimiento por parte de los usuarios de las redes sociales, por centrarnos en este medio de difusión que está al alcance de todos y del que todos somos usuarios, de los límites, por un lado, en la manifestación de nuestras opiniones, ideas o información que compartimos, y, por otro lado, de la potente herramienta en la que realizamos éstas. No es sólo el contenido de lo que difundimos, sino también el medio en el que se realice para determinar que efectivamente existe un atentado contra los derechos al honor, intimidad y propia imagen, en los que nuestro derecho a la libertad de expresión encuentra su límite.


En nuestro Ordenamiento Jurídico, estos derechos encuentran una protección por tres vías: la penal, la civil y la constitucional. Sin perjuicio de que un mismo hecho pueda ser considerado ilícito civil y penal pudiendo ejercitar la acción de responsabilidad civil por daños.


A través de la vía constitucional lo que se persigue es el reconocimiento de una vulneración de un derecho fundamental y la diferencia con la vía civil es el resarcimiento por el daño causado, mientras que en la vía penal tienen encaje aquellos ilícitos más graves contra el derecho al honor.

Leer:   Las penas y las posibles sustituciones o suspensiones

Desde el punto de vista de la vía penal, la protección al honor, se encuentra regulado en Titulo I Libro II del Código Penal, en los que regula los delitos de calumnias e injurias.


Respecto de las injurias, artículo 208 y ss del CP, define la conducta ilícita como “ la acción o expresión que lesiona la dignidad de otra persona, menoscabando su fama o atentando contra su propia estimación. (…) serán constitutivas de delito las injurias que, por su naturaleza, efectos y circunstancias, sean tenidas en el concepto público por graves”.


Características de las injurias como ilícito penal:


1.- Medio de difusión con publicidad, se tipifica como grave.


2.- Elemento subjetivo: animo especial de injuriar ( animo iniuriandi). Sólo cabe este delito por dolo.


3.- Lesione efectivamente la dignidad de otra persona, debe ser hechos graves, dentro del concepto público. ¿Y qué es grave dentro de este concepto público? Para determinar la gravedad hay que tener en cuenta no sólo el contenido de las expresiones o información que se vierten, también el medio en el que se realiza, la repercusión, la naturaleza ( político, sexual, religioso…) y la repercusión que pueda tener teniendo en cuenta todas las circunstancias que rodean al hecho y al caso en concreto.

Leer:   En la semana de la mujer hablamos de MATERNIDAD

4.- Exclusión de la penalidad en el caso de ser hechos veraces contra funcionarios públicos en el ejercicio de sus cargos por la comisión de faltas penales o infracciones administrativas.


Características de las calumnias. Articulo 205 y ss de nuestro CP.


1.- Consiste en imputar a un tercero la comisión de un delito, con conocimiento de su falsedad o temerario desprecio a la verdad. Si se le imputa una falta, pues será constitutivo de falta.


2.- Es necesario el dolo para que exista delito. Conocer que no es cierto aunque se admite el dolo eventual, es decir, diligencia razonablemente exigible, siendo objeto de prueba para determinar el delito, los datos o fuentes de información empleados.


3.- El medio empleado, es decir, con publicidad o no.


¿Qué ocurre con el titular del medio en el que se publica? El propio código penal en el artículo 212, dice que será responsable civil solidario el propietario del canal en el que se publique y difunda. Y qué hay de los que participan la difusión de la información, son responsables penalmente. Pueden serlo basándonos en las figuras de autor, coautor y cooperador necesario.


 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Subir
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para mostrarte publicidad relacionada con sus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Configurar y más información
Privacidad