LOS BENEFICIOS DE LA CUSTODIA COMPARTIDA

LOS BENEFICIOS
DE LA CUSTODIA COMPARTIDA

La custodia compartida es una alternativa clara frente a la tradicional custodia monoparental, ordinariamente atribuida a las madres.

Igualmente, es un gran aporte de la psicología moderna, que permite a ambos progenitores, no solamente compartir el tiempo de los menores, sino también la autoridad para tomar decisiones.

El propósito de este modelo es garantiar a los niños de parejas divorciadas la oportunidad de un contacto físico y emocional de los pequeños en grado máximo con ambos padres.

Su fundamento se encuentra en que los niños criados y educados en régimen de custodia compartida suelen tener una mayor estabilidad emocional al haber participado ambos progenitores en sus vidas, que los criados en un régimen de custodia monoparental.

A pesar de la popularidad de esta teoría y de que muchas investigaciones científicas demuestran la bondad de la misma, puede decirse que en España la modalidad de custodia compartida está en sus inicios.

Los Jueces de nuestro país son, en general, poco receptivos a este tipo de custodia.

Leer:   ¿ES TU CÓNYUGE UN ABUSADOR EMOCIONAL?: CONOCE SU PERFIL.

Aunque legalmente la opción existe al haber sido introducida por el Legislador Español, las resoluciones judiciales que la conceden son todavía escasas, aunque también hay que señalar, que en muchas ocasiones ni se solicitan.

Con este tipo de custodia, los padres asumen un papel mucho más activo en la vida de sus hijos, y tratan de dejar a tras la visión tradicional del padre como proveedor de ingresos.

¿Qué factores han intervenido en la configuración de este tipo de custodia? Ordinariamente tendremos que admitir que se ha producido en España un cambio en los roles tradicionales del matrimonio, con una mayor asunción de responsabilidades en la criana de los hijos por parte de los progenitores varones, a ello habrá que añadir el creciente incremento de madres trabajadoras.

A pesar de que este tipo de corresponsabilidad parental es ampliamente beneficioso para el niño, todavía no se haya instaurada con profundidad en la cultura española.

La custodia compartida no es una moda, ha venido para quedarse, y podemos decir con claridad que acabará convirtiéndose en el modelo de relación de ambos padres divorciados con sus hijos en el futuro.

Leer:   Situaciones Absurdas planteadas por los Padres en el Divorcio

Teóricamente, este tipo de custodia no se debería negar a ningún progenitor, a no ser que existan motivos justificados que hagan ver que este tipo de custodia afectarán negativamente al niño.

Como tal, podemos señalar los casos en los que haya habido violencia doméstica, abandono del menor, o abusos con el mismo.

¿Cuándo funciona la custodia compartida bien?

• Cuando los padres tienen domicilios próximos uno del otro.

• Cuando mantienen una relación postdivorcio civiliada entre ellos, y su comunicación es correcta, similar, podríamos decir, a una relación de negocios.

• Cuando todos los acuerdos que se han tomado se han basado en las auténticas necesidades del niño.

• Cuando los padres se apoyan mutuamente a pesar de estar divorciados, en la criana del menor, y tratan de no minar la autoridad del otro cónyuge.

• Cuando los planes y horarios se han establecido con una flexibilidad que permita su modificación siempre que sea necesario.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Subir

Consultasderecho.com. Utiliza cookies para asegurar la mejor experiencia en la página web y garantizar un rendimiento impecable. Más información