NULIDADES MATRIMONIALES: SU AUTÉNTICA NATURALEA

NULIDADES MATRIMONIALES:
SU AUTÉNTICA NATURALEA

La nulidad del matrimonio, también llamada Nulidad Canónica, significa que este fue contraído de manera incorrecta, que no es válido, a pesar de que las apariencias puedan significar lo contrario, y todo ello sin perjuicio, de que los hijos existentes en esa unión, sean legítimos.

Existe una concepción ampliamente difundida, de que se trata de un proceso costoso, largo y difícil, asimilando la mayor parte de la gente, que la Nulidad solo puede ser conseguida por ricos, famosos o personas con gran potencial económico.

La realidad es bien distinta, puesto que la nulidad es un procedimiento que está al alcance del bolsillo de cualquiera de nosotros.

En primer lugar señalar, que la Iglesia solamente declara la nulidad de aquellos matrimonios que nunca existieron, es decir que aunque tengan una apariencia de realidad, existen indicios subyacentes o causas, que lo invalidan de inicio.

Cuando dos personas se casan, lo hacen confiando en que podrán mantener una unión de vida hasta que la muerte los separe, sin embargo las cosas pueden no resultar tan fáciles como se esperaba y acabar en fracasos frustrantes y muy dolorosos.

Leer:   ¿Qué insultos afectan al derecho al honor?

Normalmente, la ruptura matrimonial suele tener antecedentes previos con anterioridad a la celebración de la boda.

Cuando esos antecedentes, hacen imposible la celebración de la misma, aunque hubiese existido una celebración matrimonial aparentemente válida, ese matrimonio no existe, por que los antecedentes viciosos, generan de inicio la invalide de ese matrimonio.

Este siempre es producto del consentimiento, que ambos cónyuges otorgan libremente, en el momento de su celebración.

Si usted cree que su matrimonio ha fracasado por alguna causa que lo hace imposible, la Iglesia le otorga ayuda e intenta aclarar su situación.

En definitiva, lo que hace ésta es jugar si existió o no existió matrimonio en el momento de la boda.

Esta potestad, la ejerce independientemente de las partes, es decir, sin atender a la voluntad de los cónyuges, de que estos estén de acuerdo o no.

A continuación vamos a señalar unos de los casos más frecuentes, de matrimonios nulos:

  • Cónyuges demasiado jóvenes e inmaduros.
  • Embaraos no deseados y que obligan a la celebración de un matrimonio que realmente no se quiere.
  • La condición de homosexual empujados por al familia.
  • No creer en la indisolubilidad del vínculo, es decir, que este es para toda la vida.
  • Ocultación de enfermedad grave, como cáncer o sida.
  • Los célebres matrimonios de conveniencia o matrimonios blancos para obtener residencia en España.
Leer:   Matrimonios Mixtos: ¿Qué te pueden preguntar en la Entrevista?

Aunque estas no son la totalidad de las causas, si usted considera que su matrimonio fue inválido de inicio, debe solicitar asesoramiento para poder tomar una decisión informada.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Subir

Consultasderecho.com. Utiliza cookies para asegurar la mejor experiencia en la página web y garantizar un rendimiento impecable. Más información