¿Qué es lo que no se puede pactar en los Capítulos Matrimoniales?

¿QUÉ ES LO QUE NO SE PUEDE PACTAR
EN LOS CAPÍTULOS MATRIMONIALES?

Las Capitulaciones Matrimoniales son un contrato o negocio jurídico establecido ante Notario, en que los futuros contrayentes o Cónyuges, según se celebren antes o después del Matrimonio, establecen las reglas relativas a su Régimen Económico Conyugal, cuál va a ser este y cómo va a estar regulado.

El contenido típico y directo de los Capítulos es el establecimiento del Régimen Económico, por tanto, son un acto de contenido complejo, por el que se determinan las condiciones de la Sociedad Conyugal relativo a los Bienes presentes y futuros, de una forma libremente pactada por los miembros de la pareja.

Debe entenderse, que son éstos, al ser los titulares de los bienes, los que mejor pueden regularlos, al estar interesados en la regulación de sus intereses.

La Separación de bienes, tiene por tanto, una función muy concreta: proteger los intereses de los Cónyuges, o futuros contrayentes, al definir las parcelas concretas de cada una de las partes intervinientes en el Matrimonio.

Cuando este Contrato está bien proyectado, evita futuras tensiones en el Matrimonio, aumenta el equilibrio, aclarando situaciones venideras, clarificando expectativas y estrechando la relación recíproca entre los firmantes, definiendo claramente, las reglas del juego.

Leer:   ¿CÓMO PODEMOS ENTENDER LOS CICLOS DE LA VIOLENCIA DOMÉSTICA Y ESTAR AL TANTO DE SUS SEÑALES DE ALERTA?

Nadie puede llamarse a engaño de cuáles son las reglas preestablecidas de juego y su método operativo.

¿Qué actos pueden figurar en las Capitulaciones?

Son diversos los Contratos o Acuerdos de los futuros contrayentes o cónyuges, que pueden figurar en las mismas, ya que caben pactos de muy diversa índole.

En principio, cualesquiera Negocios de los que puedan constar en Escritura Pública, negocios familiares y sucesorios.

Señalaremos a continuación algunos de ellos:

• La determinación de los Bienes Privativos especialmente afectados al Matrimonio.

• El reconocimiento de algún hijo no matrimonial.

• Las donaciones por raón de Matrimonio.

• El comieno de la Sociedad de Gananciales.

• El Convenio de los Cónyuges estableciendo un Régimen Económico distinto al de Gananciales.

Aun cuando en ocasiones pueden ser difíciles de entender, en un primer momento, llegándose a interpretar de forma dudosa, dando lugar a desconfiana, nadie puede escandaliarse porque se manifiesten legítimos intereses al tratar de defenderse recursos patrimoniales heredados que los padres crearon en su momento, y que por tanto, es completamente lícito y honesto que intente preservar para el futuro.

Leer:   EL EMBARGO DEL SALARIO DEL CÓNYUGE

Considerándolo desde este punto de vista, los Capítulos son una herramienta jurídica de gran utilidad, y no deben de entenderse como un instrumento que sea solamente utiliable por las clases más altas, ya que su utilidad, en muchas ocasiones, evita problemas de futuro.

Si queremos que los Capítulos tengan eficacia frente a terceros, deberemos inscribirlos en el Registro de la Propiedad.

¿Cuáles son los contenidos que no podrán figurar de ningún modo en los Capítulos Matrimoniales?

Nuestro Código Civil nos da la respuesta de forma clara y taxativa, al establecer que será nula cualquier estipulación contraria a la Ley, a las buenas costumbres o limitativa de la igualdad de Derechos que corresponden a cada Cónyuge.

A. Por tanto, no se podrá regular nunca pactos que sean contrarios a la Ley, como por ejemplo:

• Aquellos que atribuyesen la facultad de administrar la Sociedad Conyugal a una persona distinta a uno de los Cónyuges.

• Aquellos que violasen la naturalea y fines del Matrimonio, como por ejemplo el Contrato celebrado por ambos cónyuges en interés exclusivo de los padres, o aquel que tuviera como finalidad asociar a un hombre y a una mujer en una serie de negocios en detrimento de la convivencia conyugal, del domicilio común o de la responsabilidad paterna futura.

Leer:   NULIDADES MATRIMONIALES: SU AUTÉNTICA NATURALEA

B. Tampoco podrán establecerse clausulas contrarias a las buenas costumbres, entendiendo por tales, aquellas que son inmorales o contrarias a la ética social, o a aquellos principios que son aceptados por la Comunidad en la convivencia social, respecto de lo que es lícito y honesto, es decir, de lo que es acorde con la concepción social del Matrimonio y sus fines.

C. Por último, no podrán contener estipulaciones limitativas de la igualdad de Derechos correspondientes a cada uno de los Cónyuges.

Incorporado y definido en la Constitución Española, es un auténtico pilar fundamental de fácil justificación y comprensión, que encarna la idea de Libertad e Igualdad.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Subir

Consultasderecho.com. Utiliza cookies para asegurar la mejor experiencia en la página web y garantizar un rendimiento impecable. Más información