RESUMEN SOBRE LAS PRINCIPALES CAUSAS DE LOS ACCIDENTES

RESUMEN SOBRE LAS PRINCIPALES
CAUSAS DE LOS ACCIDENTES

Podemos resumir en cuatro los factores que inciden en la sucesión de colisiones y siniestros en nuestras vías circulatorias: el humano, el carretera, el vehículo y el clima. Cuando tienen lugar un accidente, siempre hay que buscar su origen en uno de estos cuatro motivos.

De entre todos, son precisamente los errores e imprudencias que cometemos los que acaparan la mayor parte de estos sucesos tan trágicos. Pese a la mayor prudencia por parte de los conductores, en buena medida a partir de la instalación del Permiso de Conducir por puntos, a diario tienen lugar decenas de colisiones que podrían ser evitadas si todos actuáramos de manera prudente en nuestras carreteras.

Podemos señalar los siguientes aspectos como motivos esenciales de los accidentes de tráfico:

  • La falta de experiencia: Los conductores noveles, por lógica, cometen más fallos que aquellos otros con experiencia al volante. No obstante, precisamente el exceso de confianza de que hacen gala estos últimos puede provocar, en muchos casos, que éstos también se vean involucrados en este tipo de sucesos.
  • El consumo de alcohol u otras sustancias al volante: Al conducir bajo los efectos de éstas, el conductor hace gala de una excesiva seguridad en sí mismo.
Leer:   SILICOSIS Y NEUMOCONIOSIS EN EL SECTOR MINERO Y SU CALIFICACIÓN COMO CAUSA DE INVALIDE PERMANENTE DEL TRABAJADOR

Agresividad, somnolencia, temeridad o menor capacidad de concentración son todos ellos factores que podrían derivarse de las mismas, y que incrementan sobremanera las posibilidades de sufrir colisiones.

  • Las distracciones y el cansancio: Ambos factores van, en muchas ocasiones, de la mano causando siniestros en carretera. Deberías hacer descansos cada dos horas de conducción para preservar tu concentración, y si tuvieras sueño, parar en áreas de reposo de forma que evites quedarte dormido al volante.
  • El mal estado del pavimento o la inseguridad de la vía: En ocasiones nuestras carreteras presentan puntos de especial peligrosidad, que concentran buena parte de los incidentes (los llamados puntos negros).

El mal diseño, el deficiente estado de las mismas o su mala señalización podrían estar detrás de estos eventos.

  • Los fallos mecánicos en el vehículo, especialmente cuando el conductor se encontraba circulando a gran velocidad. Afortunadamente, con el gran número de pruebas de seguridad y la incorporación de tecnología cada ve más avanzada, este factor va perdiendo peso con el tiempo.
  • Las malas condiciones climáticas: Es un hecho que los temporales de nieve, la poca visibilidad provocada por la niebla o el estado deslizante de la calada por la lluvia o el hielo fomentan la sucesión de accidentes.
Leer:   ¿PODRÍA SERME OTORGADA LA INVALIDE POR MI CASO AGUDO DE VARICES?

Debes tener en cuenta que prevenir es mejor que curar, por lo que siempre deberías poner toda tu atención y extremar la precaución ante condiciones adversas (climatológicas o en la vía).

Si sufrieras cualquier tipo de incidente al volante ocasionada por otro usuario, éste podría ser considerado responsable por dichos daños. Lo mismo puede aplicarse en el caso de que tu accidente hubiera tenido lugar por el mal estado de la vía, correspondiendo entonces a la Administración la obligación de compensar.

Por último, en caso de fallo mecánico que ocasionó tu accidente o agravó sus consecuencias (por ejemplo, si no se accionó tu airbag, o si lo hizo a destiempo, distrayéndote), podría ser considerado responsable el fabricante de tu vehículo.

Consultar tu caso con un abogado puede serte de gran ayuda a la hora de valorar tus opciones. No lo dejes pasar y actúa.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Subir

Consultasderecho.com. Utiliza cookies para asegurar la mejor experiencia en la página web y garantizar un rendimiento impecable. Más información