Señales que deben alertarte sobre un Matrimonio que se terminó.

En la mayoría de las situaciones, cuando un matrimonio hace aguas hay signos evidentes y claros que indican que esa relación está gravemente envenenada, y que por tanto camina hacia un cercano divorcio.

Deberás saber que mucha gente atraviesa por ese mismo proceso durante sus relaciones matrimoniales, y que tú no eres la única persona. Cuando hay señales de alerta de que tu matrimonio se está derrumbando ello no implica que romper tu familia sea la única opción posible. Siempre podrás considerar que los problemas se pueden arreglar.

Una primera señal de aviso para saber si tu matrimonio ha acabado es pararse a pensar cuánto tiempo pasáis juntos. Al principio del matrimonio lo normal es que ambas partes deseen estar juntos tanto tiempo como sea posible.

Con el tiempo la situación cambia. Aparecen nuevas responsabilidades, crecen los hijos y es preciso ocuparse de las responsabilidades laborales. No obstante, si tú y tu esposa no os esforáis por pasar más tiempo juntos, ello puede ser una señal de que vuestra relación, como mínimo, es difícil.

Leer:   CÓMO AMBOS ESPOSOS DEBEN COLABORAR EN EL DIVORCIO POR EL BIENESTAR DE SUS HIJOS

Cuando alguien ama a otra persona, siempre desea estar con el otro tanto tiempo como sea posible. Por eso, si alguien empiea a poner excusas para evitar el contacto, deberás considerar que hay una bandera roja que te está señalando un peligro cierto para tu relación matrimonial, la cual no deberás ignorar.

Un conflicto enquistado y mantenido a lo largo del tiempo sin resolver, no es un buen elemento para un matrimonio sano. Una de las señales claras que te alertará de que te encaminas hacia un divorcio es que tú y tu pareja no podéis dar solución a los problemas, y éstos tendrán una repercusión severa sobre vuestra relación.

En la mayoría de los matrimonios las relaciones no son tan idílicas como pudiera creerse a primera vista. Pero los conflictos se resuelven. Cuando estos persisten en el tiempo, durante días, semanas, meses o años, lo normal es que se construya un resentimiento entre los miembros de la pareja; que afectará a la seguridad de su relación.

Leer:   IDENTIFICANDO LAS SEÑALES DEL ABUSO EMOCIONAL

Si sientes que en tu relación conyugal se dan estos elementos y todavía quieres salvarlo, deberás dar los pasos necesarios para resolver el problema. Incluso si ello implicase comprometer tu propia opinión. No son raros los casos en que parejas que todavía parece que se aman se van distanciando paulatinamente, viéndose finalmente avocadas al divorcio.

Cuando se dan situaciones como las descritas anteriormente, bien puedes tratar de salvar tu matrimonio acudiendo a un consejero, o si no estás dispuesto a buscar soluciones de compromiso, tendrás que ir pensando en darle una salida al problema.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Subir

Consultasderecho.com. Utiliza cookies para asegurar la mejor experiencia en la página web y garantizar un rendimiento impecable. Más información