SÍNDROME DE COLON IRRITABLE

El Síndrome de Colon Irritable no constituye, normalmente, de por sí, una patología Invalidante en cualquiera de los grados previstos en nuestro Sistema de Seguridad Social.

Su ubicación en los diagnósticos correspondientes a los procesos de Incapacitación Permanente, tiene lugar, habitualmente, en relación con otras enfermedades, que son las realmente esenciales para determinar el reconocimiento de una Incapacidad Permanente, normalmente asociado a trastornos de carácter psiquiátrico y fibromialgia.

Es muy común que, junto al Síndrome de Colon Irritable, aparezcan otras enfermedades, Trastornos Adaptativos, trastornos Orgánicos de la Personalidad, Síndromes ansiosos-depresivos, o Depresión Mayor.

Todo esto no es de extrañar si se atiende a las posibles causas de esta enfermedad y a los elementos que empeoran sus síntomas, entre los que cabe destacar el estrés.

Por tanto, en la mayoría de los casos, será la trascendencia funcional de la patología psíquica, la que determine si la persona en cuestión se encuentra imposibilitada para desarrollar un trabajo o no puede desarrollar ninguno.

Leer:   NEGLIGENCIA MÉDICA POR SOBREPRESCRIPCIÓN DE FÁRMACOS

En ocasiones será necesaria una valoración conjunta de las dolencias padecidas por el trabajador para considerar una prestación de Incapacidad Permanente, ya que cada dolencia, considerada individual y aisladamente, no sería merecedora de ningún grado, pero la valoración conjunta sí autoriza el reconocimiento solicitado.

El Síndrome de Colon Irritable se presenta, como ya hemos dichos, en muchas ocasiones, relacionada con la fibromialgia y otras enfermedades mentales, surge, por tanto, como una manifestación más de esa dolencia principal, por lo que será esa patología la que determine el reconocimiento de la Incapacidad Permanente, y no esta dolencia del aparto digestivo.

Son, por tanto, escasos, los supuestos encontrados en nuestros Tribunales en las que este padecimiento sea causa suficiente para determinar la Incapacidad del sujeto.

En los casos en los que esta enfermedad se ha cronificado, o las secuelas son tan importantes como para invalidar a la persona, sí que cabrá la concesión de una Invalide Permanente por esta lesión.

Leer:   NEGLIGENCIAS EN EL ÁMBITO DE LA CIRUGÍA PLÁSTICA, EN GENERAL

¿Cuál es la valoración legal? Los grados reconocidos en los que el sujeto sufre un Síndrome del Colon Irritable suelen corresponderse con los de Total y Parcial.

Lógicamente, la concesión de uno u otro grado, dependerá de las funciones que deba desempeñar el trabajador.

Para los supuestos de fases de crisis o agudizaciones del cuadro, el trabajador estará únicamente cubierto por sus Bajas Médicas de Incapacidad Temporal.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Subir

Consultasderecho.com. Utiliza cookies para asegurar la mejor experiencia en la página web y garantizar un rendimiento impecable. Más información