¿TE HAN PLANTEADO EL DIVORCIO?

¿TE HAN PLANTEADO
EL DIVORCIO?

Tanto si eres la persona que quieres divorciarte como si te han planteado el divorcio y debes responder ante una situación tan compleja, deberás tomar el control sobre todos los problemas que se acumularán de una forma responsable y madura.

Ambas situaciones tendrán un denominador común, y deberás responder a ellas de una forma sensible y juiciosa. El matrimonio estará acabado. La forma en que las personas responden a esta situación determina ante qué tipo de divorcio se encuentran, y qué futuro tendrán ante sí.

Puede que te veas embargado por una situación de ira y vengana, o también puede darse una posición en la que aceptes el problema con respeto, tolerancia y madure y negocies la salida del problema de la forma más responsable. Dependiendo de la actitud que tomes tendrás ante ti un tipo de divorcio u otro.

En el Sistema Jurídico Español existen dos modalidades: el divorcio contencioso y el de mutuo acuerdo. Son dos enfoques diferentes de un mismo problema. En el primero ambas partes no llegan a acuerdos y someten su enfrentamiento a la decisión de un tercero: el Jue.

Leer:   OCHO COSAS A CONSIDERAR SI SU MATRIMONIO ESTÁ ACABADO

En el divorcio de mutuo acuerdo, por el contrario, las partes son capaces son capaces de llegar a consensos sobre los puntos esenciales de discordia.

En estos acuerdos puede ser que tú protejas únicamente tus derechos o que tengas en cuenta también los de tu esposo. Es decir, que respetes la posición de la parte contraria, tratando en la medida de lo posible de alcanar un equilibrio en las disputas.

Puede ser que tengas en cuenta que lo que es bueno para ti es adecuado para todo el mundo, o por el contrario, que tomes como punto de partida que durante el proceso van a darse diferentes intereses y posiciones y dejar en manos del Jue la solución.

Lo conveniente es tratar de alcanar consensos y términos medios, cediendo en algunas cosas para tener otras.

Igualmente, puede ser que pretendas darle a tu esposo menos que lo que le corresponde, o, por el contrario, que consideres justo que cada uno obtenga lo que merece.

Leer:   La División del Hogar Familiar

Dependiendo de cómo te posiciones, tendrás un divorcio más o menos cooperativo. Es decir, más o menos de mutuo acuerdo. Las personas que tienen un divorcio pactado son capaces de alcanar acuerdos más duraderos. Resuelven sus dificultades de modo definitivo y desarrollan planes parentales de familia que promueven las virtudes de ésta, con apoyo y respeto de los derechos de cada uno.

En definitiva, los niños serán los grandes beneficiados.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Subir

Consultasderecho.com. Utiliza cookies para asegurar la mejor experiencia en la página web y garantizar un rendimiento impecable. Más información