Verano, ruido, terrazas, niños... escucha lo que tenemos que decirte, no dejes de reclamar, pide silencio

En esta ocasión vamos a hablar de los ruidos que perturban nuestra tranquilidad o nuestro derecho al descanso.


Todos en alguna ocasión hemos sufrido las molestias ocasionadas por la radio alta de un vecino o por los ruidos en la calle ocasionados por la terraza de un bar o en los restaurantes, etc.


Pues bien cuando se excede de lo que viene siendo normal, se cometen vulneran unas normas.


Hablaremos ahora de la normativa que rige en estos casos:


En primer lugar el artículo 45 de la CE


En su virtud la Legislación estatal contempla la Ley 7/1985, de 2 de abril, Reguladora de las Bases del Régimen Local que atribuye a los Municipios potestad reglamentaria, en materia de medio ambiente urbano:


El régimen de la contaminación acústica en la Región de Murcia se encuentra contenido fundamentalmente en dos normas (además de los numerosos planes especiales municipales): la Ley 4/2009, de 14 de mayo, de Protección Ambiental Integrada, y el Decreto 48/1998, de 30 de Julio, sobre Protección del Medio Ambiente Frente al Ruido, sobre la que ha incidido significativamente la legislación nacional ya que su ámbito de aplicación coincide casi de forma absoluta con el establecido en esta legislación.


El artículo 4 de la Ley 4/2009, atribuye a las entidades locales el ejercicio de las competencias en materia de contaminación ambiental y adoptar las medidas necesarias para proteger el medio ambiente en materia de residuos urbanos, ruidos, vibraciones, humos, calor, olores, polvo, contaminación lumínica y vertidos de aguas residuales a la red de saneamiento.


El Consejo de Gobierno, según el Artículo 9, establecerá reglamentariamente los valores límite u otras prescripciones técnicas que resulten adecuados para la protección del medio ambiente, la seguridad y salud de las personas, aplicables a los residuos, ruidos, vertidos, emisiones y cualesquiera otras formas de contaminación.


En el artículo 162 se establece que la competencia en materia de infracciones y sanciones ambientales corresponde a la Comunidad Autónoma de la Región de Murcia y a los Ayuntamientos.



HORARIO DE RUIDOS DURANTE EL DIA:


Artículo 8. Periodos temporales de evaluación. Ordenanza de protección del medio ambiente contra la emisión de ruidos y vibraciones de 9 de diciembre de 2014.

Leer:   Registra tu marca

“1. A efectos de lo regulado en esta Ordenanza, el día se divide en tres períodos: el diurno constituido por 12 horas continuas de duración, comprendido entre las 7’00 y hasta las 19’00 horas, el periodo vespertino, o periodo tarde, comprendido entre las 19’00 y las 23’00 horas, y el nocturno, entre las 23’00 y las 7’00 horas.


Los intervalos horarios así definidos harán aplicable un valor de los índices de ruido determinado según las tablas correspondientes.


2. A efectos de calcular los promedios a largo plazo, un año corresponde al año considerado para la emisión de sonido y a un año y medio por lo que se refiere a las circunstancias meteorológicas.”


Artículo 9. Índices acústicos:


“1. Los índices acústicos contemplados en esta ordenanza son los definidos en el ANEXO I, y con el procedimiento de medición y evaluación definido en el


ANEXO III.


2. La evaluación de los niveles sonoros emitidos por emisores acústicos sujetos al cumplimiento de alguna norma específica, tales como vehículos de motor, ciclomotores y máquinas de uso al aire libre, serán medidos y expresados conforme a lo que en estas se determine.”


Nueva normativa en materia acústica aplicable en la Provincia de Murcia de 28 de diciembre de 2015


Obliga a los locales de ocio con música a estar insonorizados y deben de tener un equipo limitador del sonido homologado y en caso contrario se enfrentan a las inspecciones y multas de entre 601 a 12.000 €. Esta normativa pretende proteger el descanso de los vecinos y mejorar la contaminación acústica.


PROCEDIMIENTOS JUDICIALES PARA SOLUCIONAR EL PROBLEMA


Una vez que hemos encuadrado normativamente el tema a tratar hablaremos ahora de como denunciar el cese de los ruidos.


Lo primero que debemos hacer es intentar de forma amistosa que el causante cese o modere el ruido ya que es posible que no sea consciente de las molestias causadas y regule su actividad de emisión sonora.


En caso contrario, es decir si no atiende a nuestra petición podemos optar por tres vías:



  1. 1. La vía administrativa: Acudimos al Ayuntamiento y presentamos un escrito denunciando los hechos. Los técnicos municipales deben personarse en el lugar de los hechos e inspeccionarlo y harán un informe posteriormente.
Leer:   La declaración de los coimputados y los testigos de referencia

Según las circunstancias del caso pueden solicitarse medidas urgentes como el cese inmediato de la actividad o el precintado de las instalaciones.


Si es muy urgente la denuncia puede formularse en la Policía Municipal, que deberá igualmente hacer una inspección al lugar sin dilación alguna.


Si el Ayuntamiento no resuelve en el plazo de tres meses desde el inicio del expediente habría un silencio administrativo negativo y el denunciante podrá formular recurso contencioso-administrativo por medio de abogado y procurador.


En caso de que la denuncia ante el Ayuntamiento sea la inactividad o permita que se sigan produciendo las inmisiones sonoras superiores a las permitidas el ciudadano puede reclamar al Ayuntamiento además del cese de los ruidos una indemnización por daños y perjuicios en base a la responsabilidad patrimonial de la administración pública.


2.Podemos acudir a la vía civil de la siguiente forma:


Interponemos una demanda contra quien produce las emisiones sonoras que nos están perjudicando. Pueden darse varios supuestos:


Que los ruidos vengan del propio edificio o de uno colindante o de las actividades de la calle.


a) Cuando los ruidos son originados en locales o viviendas del mismo edificio


La Ley de Propiedad Horizontal prohíbe tanto al propietario como al arrendatario desarrollar en el piso o local actividades prohibidas en los estatutos o que resulten dañosas para la finca. ¿Qué hacemos en ese caso?



  • El presidente, por si mismo o bien porque lo pida otro propietario o un inquilino, requerirá al vecino por escrito fehaciente (buro-fax, carta certificada, etc.) que cese en las actividades molestas, informándole de que, en caso contrario, la comunidad iniciará acciones judiciales.

  • Si el infractor no hace caso, se convocará Junta de Propietarios para autorizar al presidente a iniciar la acciones judiciales correspondientes.

  • La demanda puede ir acompañada de la solicitud de medidas cautelares y una indemnización por daños y perjuicios.

  • Si el infractor es inquilino, la comunidad puede solicitar en la demanda que sea expulsado de la vivienda o local. Además, la Ley de Arrendamientos Urbanos faculta al arrendador para rescindir el contrato por actividades molestas y nocivas.

  • Si la comunidad de propietarios no actúa al respecto, cualquier propietario afectado también puede acudir a los tribunales por su cuenta.
Leer:   ¿Cuándo procede la expulsión y cuándo la sanción del extranjero en situación irregular?

b) Ruidos procedentes de edificios colindantes



  • Siempre intentaremos la vía amistosa y si no se soluciona: en caso de ruidos de bares, discotecas, fabricas o similares, presentar denuncia en el Ayuntamiento. El trámite es similar al descrito para el caso anterior

  • Puede alegarse ejercicio antisocial de los derechos en el demandado, responsabilidad extracontractual o intromisión ilegitima en la intimidad. Se necesita abogado y procurador.

  • Si el perjudicado entiende que la actuación del Ayuntamiento ha sido de pasividad o excesiva permisividad, también puede valorarse una reclamación de responsabilidad patrimonial al Ayuntamiento.

3 – Vía Penal


Por este procedimiento se opta en los casos extremos y se aplica cuando los ruidos ocasionan riesgo de grave perjuicio para la salud de las personas (artículo 45 de la Constitución). En cumplimiento de este mandato, el artículo 325 del Código Penal castiga con penas que oscilan entre los 6 meses hasta los 4 años a quienes infringen este precepto.


“El que, contraviniendo las leyes u otras disposiciones de carácter general protectoras del medio ambiente, provoque o realice directa o indirectamente emisiones, vertidos, radiaciones, extracciones o excavaciones, aterramientos, ruidos, vibraciones, inyecciones o depósitos, en la atmósfera, el suelo, el subsuelo o las aguas terrestres, subterráneas o marítimas, incluido el alta mar, con incidencia incluso en los espacios transfronterizos, así como las captaciones de aguas que, por sí mismos o conjuntamente con otros, cause o pueda causar daños sustanciales a la calidad del aire, del suelo o de las aguas, o a animales o plantas.”



  • Se debe presentar denuncia o querella ante el Juzgado. Es conveniente contar con testigos que hayan presenciado los hechos para poder acreditar lo sucedido. Se pueden reclamar daños y perjuicios.

  • Para interponer querella (o siempre que se intervenga en el procedimiento como acusación particular) se necesita abogado y procurador.

Bibliografía:



  • Como denunciar el cese de lo ruidos Post 145 16 de junio de 2008. Categoría: Acústica ambiental y ruido.

  • 2as Jornadas sobre responsabilidades por daños medioambientales “Normativa y Procedimientos para la exigencia de responsabilidad medioambiental en los municipios: ruidos y vertidos. Fecha 5 de marzo de 2015.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Subir

Consultasderecho.com. Utiliza cookies para asegurar la mejor experiencia en la página web y garantizar un rendimiento impecable. Más información