VIOLENCIA DOMÉSTICA, CUANDO LOS MIEMBROS DE LA FAMILIA TE ATACAN

VIOLENCIA DOMÉSTICA,
CUANDO LOS MIEMBROS DE LA FAMILIA TE ATACAN

La violencia doméstica es un fenómeno social bastante extendido en España. Esta situación va mucho más allá de las estadísticas o registros numéricos que estamos acostumbrados a oír en los Medios de Comunicación.

Se trata de una categoría extremadamente amplia en la que pueden entrar situaciones muy diversas, tales como el abuso de mayores, la violencia contra la pareja, los realiados contra los niños o la desatención de los mismos.

Todas estas categorías pueden englobarse dentro del paraguas formado denominado “abusos domésticos”, tratándose por tanto de un concepto que no discrimina en función de raa, edad, condición económica o credo religioso.

Las amenaas físicas, el abuso emocional o el acoso, son todas ellas formas diferentes de abuso. Las amenaas físicas pueden ser tanto verbales como no verbales.

Por último nos referiremos al abuso emocional o violencia invisible, que es una amplia categoría que puede ir desde la humillación de la víctima a la ocultación de información, por la que el agresor controla a la misma.

Leer:   EL DERECHO DE VISITAS DE LOS PADRES

¿Quién se ve afectado por la violencia doméstica?

Esta situación tan dramática puede afectar a cualquier persona: padres, madres, esposas o maridos. Todos ellos pueden ser víctimas de ella. Socialmente, existen unos clichés estereotipados por los cuáles cuando se habla de violencia doméstica se está pensando en la ejercida por el hombre contra la mujer, si bien esto no tiene por qué darse.

Sin embargo, las estadísticas no dejan de crecer, y en España raro es el año en que no se acaba con cifras que se acercan al centenar de muertes en crímenes que tienen su origen de una u otra forma en un cierto grado de violencia doméstica.

Las mujeres, por raones sociológicas y del devenir histórico, han venido sufriendo esta lacra en una proporción muy superior a la de los hombres. Pese a que los movimientos feministas ayudan enormemente a descubrir este tipo de casos y a sacarlos a la lu, el ofrecer apoyo real a las víctimas es lo esencial.

Leer:   Consejos para Tranquiliar a tus Hijos tras un Divorcio

Desgraciadamente, el número real de incidentes es mucho mayor que el mostrado por las estadísticas oficiales, y ampliamente difundido por los Medios de Comunicación Social.

En España existen múltiples organiaciones dentro del Estado de las Autonomías dedicadas a la acogida y especialmente preparadas para ayudar y dar tratamiento a las personas que han sido víctimas.

Si te encuentras en alguna situación que pueda englobarse dentro de este marco, es evidente que tendrás que pedir ayuda especialiada, pues la salida de este problema suele ser extremadamente compleja, y tú sola no podrás solucionarlo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Subir

Consultasderecho.com. Utiliza cookies para asegurar la mejor experiencia en la página web y garantizar un rendimiento impecable. Más información